Filikili

X. Mitad de semana. Momento para las confesiones. Ayer me quedé pegado a la tele viendo la esperada aparición de Nacho Polo en Enemigos íntimos, un programa que no había visto en mi vida. Y me dio por pensar en la cuesta abajo moral por la que se está deslizando el país. No es que me quiera poner noventayochista pero es que, es encender la caja tonta para cualquier cosa que no sea ponerme un dvd, y darme por pensar en la tan manida “autoregulación”, que nunca llega. ¿Hasta qué punto la tele se ha convertido en una máquina de picar carne? Porque, no nos engañemos, se sube a pie por una cuesta pero se baja por una autopista, cuesta abajo y subidito en un patinete sin frenos. Todo por la audiencia, pero sin pensar en la audiencia ¿Cuál es el límite entre “realidad” y ficción? ¿Qué será de la princesa del pueblo y del ex presentador de Mamma mía? Y es que lo poco agrada y lo mucho cansa. Y me temo (y espero) que la gente esté de teatrillos hasta el gorro. ¿El próximo culebrón? Esperen que me sale en la bola de cristal… Ortega Cano.

Aguzad los oídos: ¿No escucháis a la jauría afilando cuchillos?

Y, hablando de culebrones, ayer se podía ver ya el del retorno de Dallas. Al final parece que no es un remake, sino una continuación. Es triste comprobar lo infructuoso de un casting que no ha sido capaz de añadir nada brillante a lo que había hace treinta años. Al final, los únicos con “magia” son los actores originales. Pese, o quizás gracias a su edad.

Oro negro para el 2012. No pinta nada bien.

También fue bastante comentado entre mis “amistades” de la red el nuevo tráiler de Tintín. A mí, la verdad, es que no me hace nada esta película. Lo más interesante de la misma es que Spielberg se está tirando de los pelos porque la Academia, con las nuevas reglas, no la va a admitir en la carrera de los Oscar como mejor película de animación porque, realmente, no es una película animada ya que no se ha realizado con dibujos sino con actores vestidos con trajes rarunos para hacer en un cuartito las acciones y capturar sus interpretaciones. Al rey lo que es del rey. Y en este caso, Midas se tendrá que aguantar.

Tintín y Milú. También es el nombre de una calle de mi pueblo.

Y creo que va siendo el momento de meter un poquito de luz en la entrada. Ayer, un representante de la fundación Vicente Ferrer recogió el cheque de 30.000 € del Premio Nacional de la Cultura de unos Amaral que tuvieron a bien donárselo. Bien por ellos. Su próximo disco, autoeditado, está ya a puntito. Espero que el público les responda ahora que asumen todo el riesgo. Bueno, y que el disco sea bueno. Eso es algo que deseo por descontado.

Aún quedan días de verano...

A continuación, dos imágenes nuevas de la secuela de Sherlock Holmes: Con vds. el trío protagonista (sí, la chica es la Lisbeth Salander sueca) y ¡tachán, tachán! El profesor Moriarty.

Casi me gustaba más Mark Strong para este villanón. Habrá que darle un voto de confianza a Jared Harris.

Y sé que desde que empezaron a leer la entrada se están preguntando: ¿Qué es un filikili? Pues con vds. Fili y Kili, del Hobbit de Peter Jackson.

Qué bueno es este hombre imaginándose a los personajes de la saga de Tolkien.

Y me despido con un póster. Parece que este año, los árboles (de la vida, de familia…) están de moda.

Verde que te quiero verde.

Mañana mooore!

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Últimamente me ha dado x…

  • Archivos