Grandes finales

Ayer se desveló el misterio tras la palabra “Pottermore” Yo había apostado a que tendría que ver con la Warner queriendo explotar en más películas todo el universo creado por J.K. Rowling, esta vez sin Harry Potter de protagonista. Me equivoqué, aunque la verdad es que sigo en mis trece de que, antes o después, algo así sucederá. En este caso, la novelista se ha asociado con la SONY para llevar la lectura de la saga a un nuevo nivel. Pottermore será un sitio en internet donde, aparte de poder descargarte los libros electrónicos, se llevará la (re)lectura de esta historia a nuevos niveles. En primer lugar, la lectura pasará de ser una experiencia individual a ser una experiencia compartida. Los lectores encontrarán en este nuevo viaje, no sólo la compañía de otros fans que vivirán simultaneamente la experiencia, sino música de fondo, vídeos, juegos interactivos y una cantidad de texto añadido equivalente a la cuarta parte de la piedra filosofal. Esto es, 18.000 nuevas palabras. Lo que no me ha quedado claro es si este añadido es sólo para la primera novela o es el añadido total a la saga. Veremos.

De momento, y como era de esperar, la página se pasó todo el día de ayer colapsada pero si tienes paciencia, podrás ser de los primeros en inscribirte. La experiencia, que se podrá vivir también en castellano, comienza el 31 de Julio.

Primero se reunieron las lechuzas. Ahora son los "muggles" los que estamos expectantes.

Y ayer también fue el día en el que asistimos al desenlace de Gran reserva. Y qué desenlace. ESPECTACULAR. Lo mejor que recuerdo en ficción nacional. Como sabéis que soy mister “peros” creo que la caída de Sara fue excesiva ya que, puestos a no matarla, era mucho más emocionante el punto previo a la misma, en la que deja escondidas las cosas de la niña debajo de una cama con la intención de llevársela. El resto del episodio lo habrían firmado encantados los guionistas de Falcon Crest. Qué cantidad de hilos han llevado a su momento de máxima tensión, dejando a los espectadores deseando más.

Un 9.5/10

Y el miércoles por la noche, el show revelación de la televisión española, Alaska y Mario, llegó a su final. No sé si soy objetivo o mi furor por el reality es debido a lo intensamente que viví la época de menor éxito del huracán mexicano, olvidada entre Moroccos y Estellas, y perdida por los Vulcanos. Hoy, que me he despertado “confesón” les diré que casi se me salta la lagrimilla. Y es que me dejé llevar de la mano por las emociones de un clásico de la noche madrileña, Pedro Munster.

Que sí, que tienen vds. razón... Que lo mismo soy un sensiblero insoportable pero qué bonitas sonrisas nos regaló la Olvi todo el episodio.

Y como hoy ha sido un día de bastante texto, me despido con una de mis composiciones. Realizada con tres pósters de Crazy, stupid love. A ver si la peli está a la altura de las expectativas que me están creando sus imágenes.

Próximamente.

El lunes, ya saben… Mooore!!!

Anuncios

2 comentarios

  1. a mi ya me dejo inscribirme

    • Yo también estoy inscritísimo…


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Últimamente me ha dado x…

  • Archivos