¿Pa qué abrirán la boca Cameron, Pajín, en Intereconomía y la Sánchez?

Hoy ni sé por dónde empezar, madre… Ahora que el blog está empezando a despegar definitivamente su número de visitas, cosa que os tengo que agradecer, resulta que me veo en la necesidad de mostrar una parte de mí que no se ha visto (creo) por aquí: En mi barrio, y supongo que en el suyo también, se llama “un poquito de retranca”

Empiezo por ese director que, en mi opinión, es el gran fraude de Hollywood. Y me atrevo a hablar así de él porque, como la taquilla le acompaña, pues no creo que nada de lo que se diga por aquí le haga el más mínimo daño. El señor en cuestión es James Cameron que se ha atrevido a decir en una entrevista (y les juro que si lo llego a leer el día de los inocentes habría creído que era la broma del día) que la meca del cine está en crisis debido al poco nivel de los guiones. Y lo dice él, tras un Titanic y un Avatar. Es más, amenaza con venirse a Europa si la cosa sigue así y digo yo. ¿Se imaginan qué película haría este señor con tres millones de euros de presupuesto, acostumbrado a lo que está? Vamos, ni un anuncio de Carrefour.

Jeje... Sólo veo la paja en el ojo ajeno. ¡Anda! ¿Pero tengo una viga en el mío?

Y dejamos por un momento el mundo de la farándula. Yo había pensado empezar el año con una entrada muuuy fuerte pero, claro, uno tiene padre y madre y al final se piensa las cosas dos veces pero es que me ha parecido un poco fuerte ver cómo esa ministra de apellido Pajín incita a los ciudadanos a denunciar a todo aquel que contravenga esa ley antihostelería llamada “ley antitabaco” y se lo digo yo que no he fumado en mi vida pero que puedo ponerme perfectamente en la piel de un adicto sometido a este nivel de acoso.

-Agotadita estoy de taaaanto maquinar...

Me parece una ley propia de los Estados Unidos de América, donde la ciudadanía está tan acostumbrada a denunciar a quien sea por cualquier cosa. En un país como el nuestro, donde el consumidor casi paga más de impuestos por cada cajetilla que por el tabaco en sí, yo les propongo que denuncien al Estado a cuenta de esos fondos para que les subvencionen tratamientos. Con un par.

Hablando de un par, vaya cómo se las gasta Intereconomía. Ayer por la tarde, haciendo zapping a mi hora del cuarto café, pasé por un programa debate de los suyos moderado por una señorita que no sé si habrá convalidado fotogenia por inteligencia. El caso es que el tema del que se hablaba era Wikileaks y ella dijo algo así como – Pues yo no me lo puedo creer… Pero si hoy, el que más y el que menos tiene una contraseña en el móvil…- Yo adjunto la siguiente foto para ilustrar la información, por lo de decir el pecado y no el pecador. Y por no aumentar (en este caso con total merecimiento) la cola del paro, cuyos nuevos datos, por cierto, se darán esta mañana.

-Entonces... ¿Con mi pin y con mi puck nadie me tocará la latita de comida?

Esto, está claro, sólo podía suceder en España. Y les adjunto una historia sin desperdicio, y es que la realidad supera la ficción. Sobre todo en este país del “segundo mundo y medio” Directamente cuelgo la entrada de Facebook de mi “compañero” Emi…

Qué grande… ¿No?

Y me despido reconduciendo el blog al mundo del ocio. Leyendo el muy recomendable blog de mr. Abel Arana (http://abelaranamedia.blogspot.com/) me entretuve en su selección de lo peor del año pasado en cuanto a pop nacional. Y no pude por menos (luego me arrepentí) de hacer click en el siguiente video. Él comentaba que Bebe debía haber grabado esto borracha o algo así. Yo voy un poco más allá y es que, por si no lo sabían se lo cuento, de un tiempo a esta parte se han puesto muy “de moda” los romances entre mujeres de vida convencional e indigentes (y es tan verdad como que me llamo como el santo de Asís) así es que al escuchar esto se me pusieron los pelos de punta porque estaba yo visualizando una palícula en plan “pija tonta (Marta Sánchez, of course) tiene rollo bollo con una homeless borracha y muuuuy equivocada en la vida) Espeluznante.

Y con esto y un bizcocho… Les recomiendo Telón y ¡A leer, c*ñ*!

Abel y el último capítulo de su primera trilogía.

Anuncios

1 comentario

  1. Que horror de canción ¿no? ¿Como puede sonar tan sumamente mal?


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Últimamente me ha dado x…

  • Archivos