¡Anda ya, y que viva Dannaya!

Perdón por la tardanza entre entrada y entrada pero es que uno ha meditado muy seriamente sobre qué rumbo debo dar a este blog,  considerando que ya tengo otro en el que hablo de mis cosicosas y comparto uno con mi compañero en Nonosisi, en el que hablamos de cómo va esta nueva aventura musical en la que me he embarcado tras la separación de Flores Raras.

¿Qué puedo decir aparte de que me encanta?

Al final me he dado cuenta de que lo que empezó siendo un blog con noticias y críticas musicales no puede sostenerse porque, sinceramente, hay muy poco nuevo bajo el sol que me llame la atención; y una vez que ya han salido los dos discos que más estaba esperando (y de los que dí cumplida cuenta) si quiero que este sitio tenga una continuidad tengo que abrir un poco el abanico de temas para que este espacio rezume de la positividad que tod@s l@s que a él llegáis os merecéis, pobrecit@s, habida cuenta de la que nos está cayendo a tod@s en estos tiempos que corren. Total, que en A ti qué te importa me temo que recaeré en escribir sobre temas que lo mismo no le importan a nadie. O quizás sí.

Antes de meterme por vericuetos de los que no sé muy bien cómo voy a salir, os diré (retomando el tema de la música) que una cosa he aprendido en estos últimos tiempos, y es que a los Dover no se les puede juzgar demasiado a la ligera. Después de escuhar  Dannaya se me quedó la misma cara que a los del grupo al ver bajar a una transformada Cristina de una nave espacial en el video del single con el que se reinventaron (Let me out) ¿Qué ha pasado después de varias escuchas hechas por pura casualidad? Que lo que me dejó helado ha pasado a encantarme y, por tanto, aprovecho este sitio para recomendarlo y darles mi más sincera enhorabuena.

Y antes de dejar la música, os voy a recomendar (a ciegas) el disco de Lantana, que acaba de salir. Yo asistí a su presentación, antes del verano, en la sala Costello y, aunque no he podido escucharlo todavía porque estoy terminando un nuevo lanzamiento y tengo que mantener fresca la oreja, seguro que no me equivoco. Ya ha sacado dos singles (Ex –corazón) y el que os pongo a continuación (Perfecto) con el que boté de lo lindo en aquel concierto.

El otro día celebré mi cumpleaños. La verdad es que ya van dos en el que los regalos me dejan boquiabierto, por cantidad y acierto… Me da un poco de pudor poneros una foto que les hice a todos para agradecer por privado a mis amigos tal despliegue de generosidad y me voy a limitar a contar que toda mi “cuchipandi” estamos ya contando los minutos para la megaquedada (que ya es tradición) para ver el estreno del último Harry Potter, dividido en esta ocasión en dos películas. Tras mucho dudarlo, he decidido poner aquí abajo un discreto teaser poster en vez de un montaje que tengo rodando por el ordenador con varios carteles, más que nada para que no os hagáis una idea lo suficientemente cercana de mi nivel de frikismo cuando me da por algo. Y esto lo estoy escribiendo con una sudadera de los X men, que me ha hecho más feliz que el triunfo de España en el mundial (jeje)

teaser poster de Harry Potter VII

De pasada os diré que esta semana pasada se han estrenado las web de la nueva peli de Green Lantern y que los rumores que llegan del reboot de Superman no me hacen nada feliz.

También se ha rumoreado (y ya se ha desmentido) que, tras la secuela de Resacón en las Vegas, Bradley Cooper (a quien tengo el honor de haber descubierto hace mucho, en la serie Jack &Bobby) haría de Flash. Lo que sí que parece inevitable es el uno de los cagadones más sorprendentes de la historia de DC: Cambian el uniforme de Wonder Woman por uno infame. Supongo que estos tiempos son duros también para los iconos, no sólo para el currito de turno.

... Si es que tengo un ojo...

Y para acabar, una buena noticia: Parece que todo va a quedar en un susto en forma de retraso, y que la peli de Gatchaman finalmente se terminará pese a los rumores que salieron tras hacerse pública la mala situación en la que se encontraba el estudio que la está haciendo. No sé qué cifras habrá hecho Astroboy finalmente, porque no es santo de mi devoción pero espero que hayan sido lo suficientemente buenas para que las conciciones para terminar nuestro añorado Comando G sean óptimas.

Ilustración de Alex Ross

Ah… Se me olvidaba y acabo de caer en la cuenta a la que he nombrado (vaya rico mundo interior que tengo) a la selección española: ¿Alguien me puede dar una razón de peso para que no se muevan los partidos que haya que mover para que la roja recoja el Príncipe de Asturias sin dramitas absurdos? Que esta tómbola necesita un poquito de luz y de color. No todo va a ser Belén Esteban y el hombre del saco, ¿no?

Campeones del mundo... Quién nos lo iba a decir

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

  • Categorías

  • Últimamente me ha dado x…

  • Archivos